Deja un comentario

Movimiento de la madre

Por: Bárbara Evangelista Luna

Nuestra madre se mueve, una vez más haciéndonos saber que le debemos respeto. El pasado 20 de marzo tembló en algunas zonas del país, un movimiento terrenal que tuvo epicentro entre los estados de Oaxaca y Guerrero y que repercutió en Puebla y hasta el Distrito Federal y del cual hubieron más de 200 réplicas.

Lo importante no es tanto que se haya movido la tierra sino que, una vez más, los representantes del gobierno intentan realizar su “trabajo” sobre la inteligencia de los mexicanos, qué lamentable.

Por donde se vea, parece una jalada de cabellos. Del fenómeno resultaron  16, 200 personas afectadas, y el presidente se presenta a “la zona de desastre” a notificarles que a aquellos que perdieron su vivienda se les otorgará el pago representativo de dos salarios mínimos para que la propia gente reconstruya su casa, lo cual… está bien, pero es imposible no cuestionar: ¿Y qué pasa con el Fondo Nacional de Desastres que debería servir para estos casos?

Es cierto que desafortunadamente se juntaron estos movimientos con la sequía en los países en el noreste del país, pero si no se arregla ni una cosa ni otra, entonces ¿en dónde quedan los fondos? Es una lástima la falta de planeación y distribución que existe, y sé que no digo nada que ustedes no ya sepan, pero es imposible no dejar de decirlo una y otra vez ante la ausencia de respuesta.

Y es que es una grosería el pago de dos salarios mínimos. Las zonas más afectadas fueron las más humildes, las más pobres y decirles que con dos salarios mínimos reconstruyan su casa es una burla, pareciera que les dijeran: si de todos modos tu casa estaba re-jodida, con dos salarios mínimos, unas láminas y unas maderas y ya la hiciste de nuevo, qué buenas oportunidades da el gobierno, con razón el presidente se atreve a decir que: “Gracias al aumento de oportunidades en el país, ya no hay tanta migración”.

Claro, claro, debe ser por eso, de ninguna manera pensar que los niveles de delincuencia en la frontera o las reformas de migración en Estados Unidos y Canadá que refuerzan la repatriación de los migrantes han influido en ello. Véanlo, con estas grandes oportunidades, cómo pensar otra cosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: